SE AVANZA CON LAS GESTIONES PARA LA INSTALACIÓN DE UNA PLANTA DE FABRICACIÓN DE PANELES DE CONSTRUCCIÓN CON RASTROJO DE TRIGO EN TANDIL

El intendente Miguel Lunghi e integrantes de su equipo mantuvieron un encuentro con los responsables del proyecto de instalación en Tandil de la primera planta del país que utilizará rastrojo de trigo para fabricar paneles de construcción. Se continúa avanzando con la iniciativa que demandará una millonaria inversión y próximamente se firmaría la carta de inteción.
f54c0843-ef2e-41a3-92c8-74fd1bb761d1

La reunión se realizó en el Palacio Municipal y participaron el intendente Miguel Lunghi, el Jefe de Gabinete, Oscar Teruggi, la Secretaria de Relaciones Internacionales y Desarrollo Productivo, Marcela Petrantonio, el concejal Mario Civalleri, la Directora de Industria, Comercio y Fomento de Negocios, Cintia Scoles y el Director de Estrategia de Bioceres, Claudio Dunan y el Presidente de la Cooperativa Falucho de Vivienda Ltda., Ricardo Buquete, en representación de las partes que llevan adelante el emprendimiento para lo cual se está conformando una sociedad anónima.

En el encuentro le confirmaron al intendente la decisión de instalar la planta en el Parque Industrial de Tandil y que hacia finales de marzo o principios de abril se firmaría la carta de intención. 

Teruggi detalló que “fue una muy buena jornada de trabajo, los responsables del proyecto vienen conversando con nosotros desde hace un tiempo y estamos avanzando de muy buena manera para concretar esta radicación en la ciudad y una gran inversión en el Parque Industrial”.

“Ellos vienen avanzando con todos los tramites de constitución de la sociedad, porque en el proyecto participan varias partes, y además estuvimos analizando y evaluando algunas  tareas que hay que empezar a trabajar como por ejemplo el ingreso de los camiones con la materia prima. Pero estamos muy satisfechos porque continuamos avanzando para la concreción de este proyecto que demandará una inversión muy importante  para radicar una empresa con una tecnología que no hay en el país, será la primera planta con estas características en Argentina y con un gran impacto favorable para la ciudad, para el sector de la construcción  y para los productores agropecuarios de Tandil y la región que podrán obtener un rédito económico de un material que hasta el  momento no se los daba”, agregó.

Además resaltó que “el proyecto tiene un impacto muy positivo desde lo ambiental con cuestiones como la retención de carbono o la no utilización de productos químicos para la fabricación de los paneles”.   

“El intendente Miguel Lunghi siempre ha impulsado un modelo de gestión asociada, la articulación público y privada, y por eso siempre estamos dispuestos a acompañar y apoyar este tipo de proyectos tan importantes para el desarrollo de Tandil y con generación de fuentes de trabajo”, señaló. En ese sentido recordó que a finales del año pasado el Municipio impulsó una reunión con autoridades provinciales y nacionales para avanzar con el proyecto y su concreción.  
 
Durante la mañana la Secretaria de Relaciones Internacionales y Desarrollo Productivo, Marcela Petrantonio con Claudio Dunan y Ricardo Buquete visitaron el predio del Parque Industrial donde se instalaría la firma y evaluaron diferentes cuestiones relacionadas a la construcción y funcionamiento de la planta.

La fabricación de paneles de restrojo de trigo para la construcción es un sistema utilizado desde hace varias décadas en Estados Unidos, Australia y diferentes países de Asia y Europa. Estos paneles permiten un gran aislamiento acústico, son resistentes, ignífugos y ofrecen prestaciones superiores a las alternativas existentes en el mercado argentino.

A su vez tiene ventajas ambientales, como la fijación del carbono, que en lugar de ser emitido, se rescata y queda atrapado en las placas, se fabrican sin productos químicos y aditivos, tanto la materia prima como el proceso de producción resultan en un 88% menos energía utilizada que en la producción de paneles de yeso y los materiales son completamente reciclables y de fácil disposición final.

La instalación de la planta en nuestra ciudad demandará una inversión millonaria y la empresa Bioceres la desarrollará en conjunto con un grupo de socios estratégicos como la empresa australiana Ortech, que hace décadas fabrica este tipo de materiales y aportará la tecnología, la Cooperativa de Viviendas Falucho y productores de trigo, entre otros.

Te puede interesar