CUIDAR LO QUE LOGRAMOS Y TRABAJAR PARA RECUPERAR LO PERDIDO

Todos hemos perdido muchas cosas, pero hay una que todavía tenemos y es la más importante: estamos vivos.

Eso es lo más importante, es por lo que trabajo y es mi vacuna contra la amargura, la impotencia y el cansancio.
Cada uno de nosotros sabe lo que tiene que hacer y lo que no tiene que hacer. No nos descuidemos ni un segundo, no bajemos los brazos, juntos vamos a salir adelante.

Te puede interesar